Las fracturas dentales son las más comunes en la clínica odontopediátrica, deben ser tratadas lo antes posible y acudir al dentista

En época de vacaciones y con este calor que hace en Córdoba, la piscina es el mejor lugar donde estar. Los empujones, golpes contra el bordillo, escurriones y juegos con los amigos en ocasiones acaban  en caídas y  golpes en los dientes delanteros (comúnmente llamados paletas). Es importante tener en cuenta las distintas situaciones que pueden ocurrir y cómo poner solución a ellas.

Tras sufrir el impacto, el diente sale del alveolo por completo. 

  • Hay que buscar el diente que se ha caído (si es un diente de leche nos olvidamos de él, no hay que tomar medidas adicionales, tan solo revisar que el golpe no haya afectado al diente permanente).
  • Se coge el diente por la corona (parte que vemos en boca) y se introduce en leche, suero o dentro de la boca con cuidado de no tragarlo.
  • No hay que lavarlo con jabón ni tocarlo mucho.
  • Es muy importante acudir al dentista en menos de una hora del accidente.

En otras ocasiones el diente sufre una fractura. 

  • Si es pequeña, no se hace nada, cuando acuda al dentista, éste le "pulirá" un poco el borde y decidirá cual es tratamiento a seguir.
  • Si es grande, se seguirá con el procedimiento de (diente avulsionado) y se acudirá cuanto antes al dentista para realizar radiografías y tratamientos oportunos.

Es importante que ante cualquier golpe fuerte se acuda cuanto antes al especialista para que se puedan realizar pruebas radiográficas  para poder observar fracturas de raíz o lesiones que en clínica no sean apreciables.

  • últimos tweets